Algunos líderes mundiales niegan al calentamiento global

 

Si hay un impedimento dentro de las negociaciones entre países para consolidar las políticas que tengan como objetivo la preservación del medio ambiente son los intereses económicos de los países que más emisiones generan, es el caso de China, Estados Unidos, India, Rusia entre otros, dejando al resto de la humanidad a merced de sus mega fábricas, sus leyes permisivas con coches y toda la ausencia de reglamentación que se requeriría para poder frenar el incremento de las temperaturas en la superficie terrestre.

Hace pocos días se conoció una  declaración que dejó a toda la comunidad científica internacional estupefacta, y a los líderes más conscientes con el medio ambiente con una gran preocupación y es que el presidente ruso, Vladimir Putin, cuestionó la responsabilidad del ser humano en los procesos de degeneración ambiental, tales como el calentamiento global, y por ende el cambio climático, señalando que este es un proceso normal de la tierra, el cual ya había comenzado por los años 30 y que según el presidente no tiene manera de ser frenado.

Una de las máximas preocupaciones tiene que ver con la posición del presidente de los Estados Unidos Donald Trump con el Acuerdo de Paris, el cual ha sido calificado como un mal acuerdo por el mandatario y que solo hasta finales de mayo se conocerá la permanencia de ese país dentro de uno de los pactos ambientales más importantes y ambiciosos que se ha dado en la historia de la humanidad. La preocupación del mundo entero radica en que ese país es uno de los máximos emisores de gases, por lo que para contener el incremento de la temperatura sería fundamental contar con los países más contaminantes.

La posición de los dos mandatarios con respecto al calentamiento global se ha mantenido de la misma manera en todas las instancias, en el caso de Trump desde su campaña y en el caso de Putin nunca sus declaraciones han sido distintas, por lo que no se espera ninguna política ambiental interesante de parte de estos dos gobiernos, incluso se puede tirar por la borda todo lo que se había construido al menos durante los 8 años de presidencia de Barack Obama.

Por ahora se tendrá que esperar el efecto dominó que pueda llegar a ocasionar la salida de Estados Unidos del acuerdo, ya que este bien podría ser un argumento para que otras naciones sigan estos pasos, por lo que casi se podría decir que el mundo está en manos de la capacidad de mediación de la Unión Europea la cual en definitiva parece ser una de las más preocupadas en contener el calentamiento global.

Las declaraciones de Putin dejan dudas con respecto a la credibilidad que le da a los estudios científicos, por ejemplo en un discurso dado hace pocas semanas declaró: «El calentamiento ya empezó hacia los años 1930, en esa época no había factores antropológicos como las emisiones (de gases con efecto invernadero) y el calentamiento ya había empezado”, pero si lo comparamos con el estudio científico que señala que este proceso de afección para el medio ambiente comenzó con la emisión de gases durante la Revolución Industrial, bien podría ser un argumento muy interesante para refutar la postura del presidente ruso.

Aunque una de las declaraciones en donde se le debe otorgar la razón es cuando Putin señala que es fundamental adaptarse, el desafío será poder llegar a encontrar las herramientas para prolongar la vida humana a medida que el clima con el pasar de los años se irá convirtiendo en uno de los peores enemigos con cada vez más frecuencia de eventos extremos como se comienza a ver en muchas regiones de la humanidad, pero incluso incrementando su intensidad.

Mientras tanto el otro país que se destaca por su capacidad contaminante retrocede en los procesos evolutivos de las medidas ecosustentables alcanzadas con Obama, y el actual presidente Donald Trump, en su afán de proteger e incrementar los valores de la economía de su país firma por decreto la reevaluación de las medidas para reducir de manera drástica las emisiones de gas con efecto invernadero de las principales centrales térmicas. En definitiva algún día la ciencia o la especulación demostrarán quién tiene la razón, esperemos que no sea tarde para el resto de la humanidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.