La tendencia del calentamiento global sigue en alza en el 2017

 

Hay una sensación extraña en el ambiente, mucho de los esfuerzos que se han hecho hasta el momento para que las naciones se comprometan a limitar la producción de sus industrias o cualquier otro tipo de actividad que perjudique el medio ambiente, incluyendo la ayuda y promoción para la locomoción de vehículos eléctricos o en su defecto híbridos, pero parece que ese tipo de medidas se va a quedar en una parte del mundo, ya que solo Europa y otros aliados en esta cruzada ambiental parecen realmente comprometidos, mientras que Estados Unidos, China, Rusia e India, no solo no se adhieren sino que ponen en duda la relación de la contaminación con el calentamiento global, refiriéndose a este proceso como algo cíclico y natural en el planeta.

Las temperaturas en este 2017 siguen teniendo una tendencia al alza muy marcada, el invierno fue templado en la mayoría de países, principalmente en la comparación de los promedios durante la misma estación en el siglo pasado, que es justamente en donde se puede apreciar el incremento en pocos años y como la curva sigue teniendo un ángulo ascendente, sin que el mundo tengan una reglamentación al respecto más que el protocolo de Kyoto.

La preocupación principal pasa por las condiciones más extremas del clima, algo que hasta el momento se había comenzado a evidenciar, pero que con el pasar de los años cada tormenta termina generando una catástrofe en algún rincón del mundo diferente, solo falta observar lo que ha pasado en Colombia o en Perú en donde literalmente la potencia de las precipitaciones desbordaron los ríos dejando a cientos de personas muertas o heridas, mientras que miles quedaron literalmente en la calle, perdiendo todos sus bienes, los cuales fueron arrasados por el lodo y el agua.

Uno de los valores que se han hecho públicos que más preocupan en el ámbito científico es que la Administración de Atmosférica y Oceánica de Estados Unidos (Noaa) ha declarado que el primer trimestre del año ha sido el más cálido en los últimos 138 años, algo para nada menor, dado que se ha vuelto una constante que hay que frenar o al menos intentar mermar el incremento desmedido.

Pero si esto no es suficientemente alarmante, también desde la misma oficina ambiental de los Estados Unidos han declarado que ningún mes antes de marzo había excedido la temperatura del promedio 1980-2010 en 1°C y en ausencia de El Niño, eso quiere decir que la situación parece claramente cada vez más descontrolada.

Otra preocupación proviene de la Organización Meteorológica Mundial la cual señala a través de sus voceros que es muy factible que el fenómeno del niño se vuelva a intensificar de manera contundente y generalizada en todo el mundo, por lo que terminaríamos el año con un incremento mayor debido a este fenómeno climatológico.

En la Universidad de Yale han estudiado el fenómeno analizando las diferentes mediciones que se encuentran dentro de los observatorios estatales a lo largo y ancho del mundo, y han encontrado que desde 1970 los promedios de temperatura se han incrementado en 0,86 grados centígrados, teniendo principal influencia en la superficie terrestre y no ha presentado la misma intensidad en los océanos, aunque también han tenido una mayor medición térmica pero no tan radical como la que se ha presentado en tierra.

Los expertos señalan que es muy probable que el 2017 pase a la historia como el año más caluroso, teniendo en cuenta que además todo se podría disparar por las condiciones meteorológicos que presenta el fenómeno del niño, aunque hay todavía posibilidades que no se presente teniendo en cuenta que la predicción da un 50% de probabilidad.

Otra información alarmante tiene que ver con que producto de lo templado del invierno se presentaron menores coberturas de hielo marino en los polos ya que el proceso de refrigeración fue mucho menos intenso de lo necesario, generando a que en la actualidad nos encontremos con el segundo mínimo de extensión de la capa congelada del Ártico.

Los problemas persistirán de no encontrar medidas radicales para frenarlo, aunque la única solución individual que se puede tomar es prepararnos y preparar a los más chicos quienes en definitiva serán quienes más problemas tendrán en sus vidas cotidianas de seguir este incremento de temperatura.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.