Bill Gates decide luchar contra el calentamiento global

 

Aparece una nueva teoría muy interesante que buscaría disminuir el calentamiento global y de manera deliberada alterar el clima, algo que hasta la fecha parece traído de la ciencia ficción pero que según lo que publican algunos medios de comunicación el multimillonario Bill Gates habría patrocinado un proyecto en donde se está comenzando a estudiar la viabilidad y los riesgos que implicarían llevar una estrategia así, pero que bien podría lograr lo que las naciones en sus políticas ambientales no han conseguidos.

La información dada a conocer por Reuters indica que además de Bill Gates algunas fundaciones especializadas en el tema ambiental están financiando la investigación, ya que se estima que solo la fase inicial tendría un costo superior a los 100 millones de dólares y que estaría siendo parte de ella gran parte de los políticos más célebres de la Universidad de Harvard, el objetivo principal es encontrar si desde la tecnología puede simular con seguridad de los efectos de un enfriamiento atmosférico provocado por una erupción volcánica, de la investigación también forma parte el MIT.

Algunas observaciones hechas por científicos muestran que después de una erupción se arrojan millones de toneladas de dióxido de azufre en la atmosfera y esto ocasiona que durante un tiempo en la región afectada la temperatura disminuya considerablemente en los meses siguientes, por lo que de esta manera se podría estar atacando el calentamiento global de manera muy contundente, el tema ahora no pasa solo por la búsqueda del proceso, sino también por la recreación del mismo, en espacios controlados para intentar encontrar los espacios para hacer las simulaciones.

De ser la solución, podríamos estar ante una de las primeras investigaciones que plantea una solución tan drástica para el calentamiento global, y por ende podríamos estar ante una solución efectiva, ahora los científicos deberán establecer los protocolos que se tendrán que llevar a cabo para lograr esto, la viabilidad de los mismos, la frecuencia de los procedimientos y un montón de preguntas que tienen en vilo a toda la opinión pública mundial.

La teoría señala que es factible disminuir la temperatura con inyecciones de aerosoles en la estratosfera, a una altura aproximada de 20000 metros de altura, lo que podría ocasionar que esas partículas esparcidas a esa altura logren bloquear el calentamiento, ahora se tendrá que evaluar todo el daño colateral que puede llegar a surgir de esta medida.

Se espera que para el próximo año el grupo de investigadores que está siendo parte de la investigación lancen a la estratosfera un sofisticado globo equipado con sensores y propulsores, capaces de mantener su vuelo durante una muy larga temporada, a través del cual se harán pruebas al respecto con diferentes sustancias pulverizadas como el dióxido de azufre, óxido de aluminio o carbonato de calcio, la idea es que los sensores emitan con claridad el efecto que sucede en la atmosfera al recibir estas sustancias, además de medir la reflectividad de las partículas, tratando de establecer como es el comportamiento y así comenzar a acercarse a teorías más exactas.

La idea es ser muy cuidadosos en las investigaciones teniendo en cuenta que todavía no hay una posibilidad de poder simular su efecto en la atmosfera por lo que desde la ONU han avalado este camino, pero no descartan controles muy minuciosos con respecto al uso de estas sustancias, potencialmente contaminantes para los seres vivos, por lo que la mirada del mundo científico estará sobre estos investigadores.

La idea de los investigadores es que de logran un experimento eficiente la humanidad debería lograr una inversión capaz de crear un escudo solar que tendría un costo total aproximado de 10.000 millones de dólares al año, algo considerable pero de ser efectivo las naciones podrían llevar a cabo este gasto en su conjunto sin tener la menor duda.

Algunos científicos señalan que este tipo de investigaciones podrían generar que se resten fondos a las investigaciones en energías sustentables como la eólica y solar y no hay a ciencia cierta manera de establecer si este tipo de medidas puede llegar a tener consecuencias de máxima gravedad sin ser ni deseados ni previstos. Por el momento todo está en investigación pero deberá ser seguido de cerca ya que un error de cálculo puede ser nefasto para la humanidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.