España va por buen camino en la producción de energía renovable

 

A mediados del 2015 se advirtió a España que estaba demasiado lejos de la meta que se había impuesto en la Comisión Europea  para la producción de energías renovables, el objetivo para llegar al 20% parecía muy lejano, pero se ha conocido el reconocimiento ante lo que se ha calificado como enderezar el rumbo para alcanzar un objetivo fundamental a la hora de aportar en la lucha contra el cambio climático y el calentamiento global.

En aquel momento la recomendación fue hecha para ochos países de la Comunidad Económica Europea, y el día de hoy se ha conocido que en el informe que se publicará por la Comisión España ha trabajado de manera consiente y efectiva para acercarse a la meta impuesta.

Es cierto que más allá del resultado actual es muy importante lograr que para el 2020, que es la fecha estipulada para alcanzar este objetivo, en España el 20% de la producción de energía sea de recursos renovables, aunque parece algo poco ambicioso es cierto que en el 2014 en España el consumo energético era 16,2% procedentes de recursos renovables, aunque para el 2015 presentó una leve caída, llegando a los 15,6%, pero acorde a la información que será publicada en el país para el 2020 el 20,9% de la energía será renovable.

En gran medida la mejora de la calificación tiene que ver con la reciente decisión del Gobierno español de eliminar las trabas que se tenían dispuestas para la importación de biodiesel desde la Argentina, por lo que de esta manera de eliminará el expediente que tiene España al respecto con el Ejecutivo comunitario, así como también permitirá que en el informe a publicar se mejore la calificación con respecto a las medidas que se están tomando para cumplir la meta, teniendo en cuenta que adicionalmente han determinado algunas falencias como la falta de la existencia de una ventanilla única y procedimientos de autorización on-line.

El informe trae también una importante noticia, y es que en términos generales toda la Unión Europea ha mejorado los trabajos individuales para cumplir esta meta colectiva, aunque todavía hay cuatro países que se encuentran muy lejos de lograr que un 20% de la energía provenga de recursos renovables estos son: Holanda, Luxemburgo, Irlanda y el Reino Unido, aunque señalan que bien podrían enderezarse y cumplirla si aplican políticas inmediatas sobre este punto.

Por el momento y ya pasando a valores continentales se estima que desde el 2014 cuando el 21,7% de la energía era renovable a hoy se ha incrementado hasta llegar al 27,5%, teniendo un importante avance en países que estaban muy atrasado como España, y que obviamente podría ser mucho mejor si el grupo de relegados aplicara políticas al respecto de alto impacto.

La idea no es solo que las energías renovables sean consideradas como una política 100% ambiental, desde la Comunidad consideran que este tipo de diversificaciones de energía pueden ser un foco de negocio interesante, capaz de generar millonarias inversiones que claramente favorezcan y enriquezcan a la región. Según el informe que se dará a conocer este sector alcanzó a hacer operaciones por 144.000 millones de euros tan solo en el 2014, por lo que siendo una cifra tan alta dentro de un mercado tan incipiente parecería una inversión muy atractiva.

Los precios han comenzado a disminuir en lo que se refiere a los costes de implementación, es por esto que por ejemplo los módulos fotovoltaicos han disminuido su valor en un 80% desde el 2009 mientras que la energía eólica también ha perdido costo de implementación en un 30% aproximadamente, haciendo que la inversión económica cada sea menor y por ende el margen de utilidad mayor.

Uno de los problemas que se publican en el informe tiene que ver con la disminución en la inversión se estima que ha caído en la UE en un 50%, algo que bien podría mejorarse cuando se termine de interpretar las políticas ambientales que serán adoptadas y si el Pacto de Paris mantendrá una vigencia sobre todo en los países más contaminante como China o Estados Unidos, quienes en gran medida arrastrarán la decisión de otros menos influyentes.

En el caso de un retiro de los Estados Unidos del Pacto de Paris, el plan de la UE es aliarse con China para intentar salvar el acuerdo y buscar tomar el liderato en las decisiones políticas enfocadas en la preservación del Medio Ambiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.