Estado de la estación de esquí Vall de Núria

Parte de nieve

Fecha: 19 de Octubre de 2021 (actualizado a las: 11:35)
Parte de nieve en la estación de esquí Vall de Núria
Estado Remontes Pistas Kilómetros Espesor (cm) Tipo
 cerrada  -/5  -/11  -/7,6  -  -

En el pirineo oriental encontramos una de las más familiares pistas de esquí de toda la región, por supuesto hablamos de Vall Núria, ubicada exactamente en la provincia catalana de Gerona, enmarcada en el popular e imponente Valle de Nuria, en donde se emplaza uno de los santuarios más emblemáticos de la región, además de un paisaje inolvidable, lo cual combinado con una estructura adecuada para la práctica de los deportes de invierno, lo convierten en una excelente opción siempre que España se viste de blanco.

La estación de Vall de Núria se encuentra emplazada a una altitud de 2000 metros, pero a su alrededor y casi como una muralla natural se encuentran picos que superan los 3000 metros y que decoran el esplendor del paisaje de esta estación, con las vertientes que en invierno se visten de blanco para darle más imponencia al paraíso natural que en este lugar encuentran los visitantes.

Uno de los componentes más maravillosos con los que cuenta la estación es que no es posible llegar en coche ni en ningún medio de transporte diferente al ferrocarril cremallera que sale de Ribes de Freser, y realiza una travesía por las montañas de unos 12,5 kilómetros, logrando superar los 1000 metros sobre el nivel del mar en solo 40 minutos. Este recorrido es uno de los mejores momentos para disfrutar del paisaje, ofrece en el trayecto un adelanto de lo que se encuentran los visitantes al llegar, en donde además del paisaje el no tener coches alrededor ni autobuses ni ningún tipo de ruido de tránsito incrementa la magia del lugar.

Dentro de las particularidades con las que cuenta la estación del Valle de Nuria es que han desarrollado toda la infraestructura dentro del marco de una conciencia intensa con el medio ambiente, por lo que ninguna de las estructuras ni los sistemas de cañones o de cualquier otra índole pueden atentar contra el entorno natural, además en lo que tiene que ver con el turismo ha sido destacada con la Q que otorga como reconocimiento la Calidad Turística Española.

En cuanto la infraestructura para la práctica de los deportes de invierno en la estación de Valle de Nuria encontramos un total de 7,6 kilómetros de superficie esquiable, divididos en un total de 11 pistas, de las cuales 3 son verdes, 3 azules, mientras que en las categorías de mayor dificultad encontramos 3 rojas y 2 negras, algo más que completo para que cualquier nivel de esquiador logré disfrutar de unos días de deportes de invierno.

No hay dentro de los atractivo de la estación ningún espacio para esquí a fondo, por lo que los amantes de las raquetas no tendrán la posibilidad de disfrutar de los circuitos, lo mismo sucede con los amantes de los snowpark, en donde tampoco nada dispuesto, aunque siendo consecuente es más lo que pesa la ausencia de un recorrido de esquí de fondo que la última de las opciones mencionadas, principalmente por el tipo de público que frecuenta esta estación durante las temporadas de nieve.

En cuanto a los remontes, en total han dispuesto 5, los cuales en su completo funcionamiento logran transportar un total de 4560 personas por hora, estando compuesto esta infraestructura por una telecabina, una telesilla, dos telesquíes y una alfombra, por lo que la relación entre la cantidad de personas que visitan la estación con la de sus remontes está bastante bien proporcionada, por lo que no hay muchas posibilidades de tener que esperar mucho para poder recorrer las pistas.

La estación de Valle de Nuria tiene una cota de nieve mínima de 1964 metros a pie de estación, mientras que la máxima se encuentra a los 2.252 metros sobre el nivel del mar. Su calidad de nieve es bastante buena, algo que le permite tener unas temporadas considerablemente prolongadas, pero para poder incluso poder garantizar este tema, han dispuesto 88 cañones los cuales logran innivir un total de 6,6 kilómetros.

Los servicios son muy completos, además de la llegada en cremallera, también se encuentra todo lo necesario para la satisfacción de los visitantes, desde una muy buena oferta gastronómica, hasta espacio respectivo para el alquiler de los equipos, así como también para la restauración de los mismos, dos escuelas de esquí, servicio médico de emergencia, entre otras ofertas a la altura de las pistas más grandes de España.