Estado de la estación de esquí La Pinilla

Parte de nieve

Fecha: 23 de Octubre de 2021 (actualizado a las: 11:35)
Parte de nieve en la estación de esquí La Pinilla
Estado Remontes Pistas Kilómetros Espesor (cm) Tipo
 cerrada  -/13  -/23  -/15,57  -  -

En la Comunidad de Castilla y León encontramos una estación de esquí muy popular principalmente por su cercanía con Madrid, siendo muy fácil llegar a la Sierra de Ayllon para poder disfrutar de las pistas de La Pinilla, en el municipio de Cerezo de Arriba, en la provincia de Segovia.

Esta estación tiene una ubicación estratégica con respecto a centro demográficos densamente poblados en España, como el caso de Madrid, pero también con Burgos y Valladolid, por lo que en lo que se conoce como el Sistema Central La Pinilla se convierte en un estupendo epicentro para la práctica de los deportes de invierno.

Esta estación es completamente acogedora, con posibilidades para la diversión de los esquiadores de cualquier edad, además sin contar con una enorme cantidad de visitantes, por lo que se suele tener cierta comodidad en este aspecto, por su parte, las opciones gastronómicas se ven completamente beneficiadas por su proximidad con Riaza, la cual está a solo cinco minutos de la estación.

La estación tiene muy delimitadas las zonas, una primera que se denomina como La Cabaña se encuentra en la cota mínima a los 1500 metros – 1600 metros, en donde podemos encontrar una importante serie de servicios que la hacen consolidarse como la base principal, ubicándose allí un hotel, un albergue, varios restaurantes, así como también bares, taquillas tiendas, un muy completo espacio de alquiler de equipos especializados y unas escuelas de esquí principalmente usadas por principiantes, ya que desde allí nace la pista La Cabaña, una pista verde equipada con innivación artificial.

También se encuentra la zona del Gran Plato con una altura de 1500 metros a los 1800 metros, en esta zona también se puede seguir con un nivel inicial de experiencia en el esquí, incluso es conocido como la zona de los debutantes, además se encuentran más escuelas de esquí, una cafetería, así como también hay dos cintas transportadores y un telesquí, los cuales dan acceso a 3 pistas verdes.

Hay otra base, un poco más avanzada entre los 1700 metros y los 1920 metros, considerada como la zona más familiar encontramos al Testero en donde todas las pistas tienen una dificultad muy leve y en donde se encuentra el snowpark, por lo que se interactúa también con los más jóvenes que buscan las sensaciones más extremas en ese espacio.

Desde este punto, la dificultad de las pistas y la calidad de los esquiadores se incrementa, siendo mucho más complejo los escenarios que sortean los visitantes, con espacios amplios y mucho más extensos, por lo que se encuentra la Zona Pinillas, desde los 1800 metros y los 2150, encontrando acá la cota de nieve máxima que se podrá encontrar en la estación.

Por último se ha delimitado la Zona Mirador, en donde encontramos la máxima dificultad en pistas que se emplazan en las faldas del Pico del Lobo, los esquiadores más expertos además disfrutan de esta zona por la cantidad de nieve que acumula y por los paisajes que se pueden apreciar en los diferentes recorridos.
En total la pista tiene 24 pistas repartidas en estas zonas, y dividas en 7 pistas azules, 4 pistas verdes y 13 rojas, con un total de 15,6 kilómetros esquiables, así como también un muy agradable snowpark, perfecto para los amantes de ese tipo de prácticas.

En cuanto a los remontes en total encontramos que toda la infraestructura tiene la capacidad de transportar a 12.500 personas por hora, gracias a 1 telecabina, 3 telesillas, 7 telesquíes y 2 cintas transportadoras, por lo que los esquiadores podrán saber que no perderán tiempo de su día de deporte haciendo filas.

En cuanto a la nieve se puede considerar que pocas veces la temporada la comienzan en los primeros días de diciembre, por el contrario en la mayoría de los años suelen comenzar a finales de ese mes, cuando las pistas realmente han acumulado una cantidad de nieve considerable, y no se pone en riesgo ni a los esquiadores ni sus equipos con las piedras o con la poca densidad de nieve.

Esta situación sucede a pesar del sistema de 196 cañones que se encargan de la innivar 12,4 kilómetros, mejorando en gran medida las condiciones naturales pero sin alcanzar a anticipar el comienzo de la temporada de la Pinilla.