El sur de España convertido en desierto

 

El calentamiento global va a transformar todo lo que conocemos, de eso no hay duda y no hay posibilidad de ser evitado hasta tanto no se trabaje desde todos los frentes posibles para contrarrestar las consecuencias desastrosas de ese fenómeno climatológico cosechado por la mano imprudente del hombre.

Según un polémico estudio dado a conocer gran parte de la cuenca del Mediterráneo desaparecería, además el sur de España se convertiría en desierto y todos los bosques caducifolios quedarán en el recuerdo, en las fotos y en los cuadros porque morirían poco a poco en la transformación de estos ecosistemas.

El modelo usado por los investigadores tiene muy poco margen de equivocación, teniendo en cuenta que cruzaron los valores históricos y toda la información  contenida en los registros de AEMET, para recrear modelos computarizados y así poder proyectar el impacto del cambio climático en toda la región mediterránea de España, tomando como punto de transformación los objetivos a limitar que se acordaron en Paris entre 195 naciones y el incremento promedio en los valores de temperatura en la región.

El estudio realizado por el Centro Nacional de Investigación Científica de Francia ha llegado a valores angustiosos, y en sus conclusiones han declarado que todo esto no es una posibilidad, sino que por el contrario es una condena latente, que no tendrá otro final que lo pronosticado por ellos, hasta tanto no se llegue a obtener resultados que se esperan del Acuerdo de París.

Principalmente este importante pacto climático entre 195 países tiene que ver con disminuir el incremento de temperatura de manera considerable, lograr que anualmente el promedio total de la Tierra no aumente en más de 2 grados centígrados o de ser posible 1,5°, siendo esta segunda la más ambiciosa, compleja de ejecutar, pero al menos sería la más efectiva para el planeta.

Este estudio es uno de los más profundos que se han hecho en la región sobre el cambio climático, ya que sus autores examinaron los cambios en todo el ecosistema del Mediterráneo, y obteniendo valores comparativos de los últimos 10.000 años, tomando registros de polen para poder tener una variable representativa para evaluar el efecto que los incrementos o disminuciones de temperatura tuvieron en la vegetación.

Principalmente los investigadores indican que el calentamiento global debe ser frenado de manera inmediata o al menos en el menor tiempo posible, pero lo que se debe conseguir es que todos los países implementen los acuerdos y logren frenar los niveles de contaminación que hasta el momento han mantenido, entender que el desarrollo y la riqueza no son suficientes para reparar los daños incurables que nuestra planeta ha recibido.

Si la temperatura no alcanza a disminuir su promedio de incremento de temperatura y se mantiene por encima de los dos grados, el estudio concluye que los desierto se expandirán de manera contundente por todo el Sur de España, el norte de África y el Medio Oriente, y por ende toda la vegetación de estas regiones, así como también su fauna se verá completamente afectada o desplazada hacia zonas más propicias para su crecimiento.

Esta región es muy particular, ya que tiene una transformación por los cultivos realizados por los hombres desde hace muchos siglos, por lo todas las culturas que se establecieron en la costa del Mediterráneo, teniendo rastros de esta labor en la región desde el antiguo egipcio, hasta nuestros días de manera constante, por lo que son espacios en donde el clima siempre fue determinante.

El único elemento que no fue tomado en cuenta por este estudio es la transformación de los ecosistemas en la cuenca mediterránea para la actividad humana, principalmente la agricultura por lo cual el agua que abastece los cultivos y muchos árboles nativos han sido agotados de a poco desde hace mucho tiempo, lo cual lejos de ser un paliativo bien podría convertirse en un agravante, ya que no solo se tendrá que evaluar la influencia de la atmosfera y el calentamiento global, sino todos los daños directos efectuados por la mano del hombre para incrementar su capacidad de producción en la región.

Por ahora tendremos que esperar que cuando las naciones implementen las leyes y decretos para cuidar el medio ambiente estemos a tiempo de recibir el impacto positivo y la naturaleza revierta la transformación latente del calentamiento global.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.