Los rayos pueden aumentar por el calentamiento global

 

Las tormentas son cada vez menos, pero no hay duda que son cada vez más intensas, por lo que las consecuencias son peores para los habitantes de las regiones que viven este tipo episodios, no hace mucho en Perú las inundaciones ocasionaron varios cientos de muertos, lo mismo que ha sucedido en Colombia en donde una tormenta desbordó dos ríos y dejó una ciudad bajo el agua con cientos de muertos, desaparecidos y heridos.

Los científicos han señalado que el clima será mucho más despiadado con el pasar de los años y con el incremento del calentamiento global, algo que se puede evidenciar a simple vista con los episodios vividos. Algo que tiene una explicación muy clara en la alteración de la termodinámica atmosférica la cual se ha intensificado por el incremento de temperatura en la superficie de la tierra y por ende el choque entre las masas de aire frías y los vapores de la tierra son cada vez más intensos.

En la Universidad de Toronto el investigador Frederic Laliberté ha sido uno de los precursores en el enfoque de los cambios fundamentales dentro de los comportamientos del ciclo del agua, en términos comunes la atmosfera funciona como un motor que produce calor de manera constante, compartiendo en términos generales muchos principios como los del motor de un coche, teniendo también un principio de combustión similar, en el caso de los automóviles las gasolinas, en el caso de la atmosfera no es otro que la energía solar.

Como el planeta recibe más luz del sol principalmente en los trópicos en las latitudes más altas, lo cual hace que el planeta redistribuya el calor constantemente a través del aire, y es en ese movimiento que en definitiva se generan las tormentas de lluvia y de nieve que en pocas horas pueden llegar a generar catástrofes en muchas regiones del mundo.

El incremento de las temperaturas ha generado un fenómeno muy perjudicial que tiene que ver con el incremento de la evaporación del agua y por ende la acumulación en la atmosfera es mayor de estos vapores lo cual ocasiona evidentemente mucha más precipitación, pero la demanda de energía adicional para transportar más calor del acostumbrado le resta también frecuencia a las lluvias y tormentas, haciéndolas más esporádicas pero mucho más intensas, es por esto que en muchos casos los promedios registrados en comparativa con las mediciones actuales no se ven tan alterados, pero también al analizar la influencia de la lluvia en las actividades humanas estos episodios devastadores son tan perjudiciales en muchos casos como las sequias.

La idea de estos científicos de la universidad de Toronto es que pasaría con las tormentas en un episodio más intenso de calentamiento global, ya que el problema no necesariamente serán las sequías también factibles, sino la manera en la llueve, ya que lo que antes podía ser una lluvia media de varios días ahora cae en dos horas, rompiendo cualquier estructura natural o artificial de desagüe, por lo que vienen los desastres naturales.

Hablando específicamente de la actividad eléctrica durante las tormentas se puede concluir que por cada grado que se incremente la temperatura por el calentamiento global también se incrementará en un 10% la actividad eléctrica, algo que ha sido detalladamente estudiado por Colin Price de la Universidad de Tel Aviv, quienes también han obtenido unas conclusiones devastadoras con respecto a que los rayos tendrán mucha más tendencia a caer en las zonas que se tornen más calidad y secas por el cambio climático, por lo que veremos regiones con un clima realmente nocivo para las actividades humanas.

Es fundamental que en un contexto como el que estamos señalando las ciudades y los pobladores de áreas rurales se preparen para estas modificaciones sustanciales en el clima, conseguir por ejemplo sistemas para acumular agua será vital para la agricultura y la ganadería, también tendremos que crear sistemas de desagües en las ciudades capaces de recibir en muy poco tiempo grandes cantidades de precipitaciones, además de tener estructuras que contrarresten el accionar de los rayos para disminuir los peligros, pero lo que está más claro es que el futuro que nos espera de incrementarse la temperatura en el planeta sin encontrar nada que lo detenga nos augura un futuro realmente oscuro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.