Los maravillosos contrastes de las estaciones

En algunas latitudes se están congelando, cientos de ciudades están completamente vestidas de blanco, sobre todo en el hemisferio norte el invierno está haciendo que muchos añoren las épocas estivales, pero justamente al otro lado del mundo y haciendo gala de los maravillosos contrastes están deseando un poco de aire fresco que les permita respirar en el medio de un muy caluroso verano que ha despertado muchas alarmas.

Es cierto que para cualquiera pensar que en Europa nos estamos congelando y en Australia están asándose es una obviedad, pero el punto no está en una descripción tan ambigua sino en algunos valores de temperatura que se han presentado en los dos extremos de nuestro planeta que siguen acentuando los estudios sobre el cambio climático producto del calentamiento global, por lo que tendremos que intensificar la información que se ha recaudado de muchas latitudes en donde se estudia este fenómeno.

El invierno en Europa se ha presentado particularmente frío, se ha tenido una intensa ola de frío polar en todo el continente, incluso España y Portugal han sufrido de la inclemencia de las bajas de temperaturas, es cierto que en muy pocas regiones se presentaron valores de medición térmica record, aunque fueron lo suficientemente fríos como para convertirse en noticia, mientras que en las regiones del mundo que están saboreando de épocas estivales las temperaturas sí han escalado a niveles record.

Las temperaturas por ejemplo en Australia han llevado a que se conociera un muy simpático vídeo de un oficial de policía friendo un huevo sobre un coche, las mediciones térmicas en ese país borden los 50 grados centígrados y están ocasionando una masacre de murciélago gigante australiano, especie de la cual se han encontrado cientos de ejemplares muertos por las altas temperaturas.

Incluso en países más meridionales que carecen de estaciones están reportando incrementos considerables en las mediciones térmicas, por lo que se han comunicado alertas en muchas regiones del caribe o Centroamérica, en donde si bien se encuentran en un mes considerablemente seco los valores que han registrado los termómetros están por encima de los promedios habituales.

Los problemas del calentamiento global, además del incremento de las temperaturas tienen que ver con las condiciones extremas de los fenómenos meteorológicos, por lo que las precipitaciones son mucho más intensas, puede caer todo el acumulado de un mes en una noche, dejando el resto de los días en una sequía perjudicial para los campos y las personas, de la misma manera que sucedería si no hubiera caído una sola gota de agua, los valores hacia el frío son cada vez menos pronunciado, en términos generales la tierra no logra refrigerar con la misma intensidad con que lo hacía antiguamente, por lo que es cada vez más intenso el calor y menos importante el frío.

Cuando terminó el 2016 todos señalamos que los valores habían superado en promedio de calor a cualquier otro registro histórico del que se tenga conocimiento, siendo denominado como el año más caluroso de la historia, pero el problema es que ese nombre tiene que ser acompañado de la expresión “hasta ahora”, dado que con el índice de temperatura incrementándose año tras año es factible que 2017 rompa records y le quite el nefasto título al año pasado.

Por el momento los acuerdos llegados en Paris, las medidas tomadas por algunos gobiernos, la preocupación de la zona Euro de reducir emisiones no llegan ni siquiera a disminuir el incremento de temperatura, ni hablar de llegar a un punto de equilibrio, es por esto que será necesario reevaluar si el clima requiere de decisión políticas o de decisiones efectivas, si los pabellones llenos de mandatarios deberían ser quienes tomen las soluciones o si en este caso requerimos de los principales científico de la humanidad.

Suena exagerado, pero realmente el mundo se está derritiendo, por lo que tendremos el gusto de conocer el planeta como hoy lo conocemos, veremos morir cientos y miles de especies devastadas por el clima o por el hombre, aunque casi es redundante ese concepto, y buscaremos refugio en otros planetas que volveremos a destruir con la misma impavidez de lo que hasta el momento hemos en la Tierra, dejando como legado un planeta a medio destruir o condenado a muerte, sí no se hace nada para revertir la situación.

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.