La nieve se hace presente en la temporada de España

 

La gran reina del invierno en los centros de esquí es la nieve, en gran medida solo su presencia determina la calidad de una temporada, obvio que hay factores adicionales que obligan a que las estaciones en general tomen recaudos para incrementar la calidad, pero sin nieve no hay deportes de invierno y parece que por fin se ha comenzado a hacer presente en las cantidades necesarias para terminar de dar inicio a la temporada de los deportes blancos, un poco tardía pero al menos presente.

En Catalunya recibe la cantidad de nieve necesaria para poder garantizar una buena temporada en sus pistas, en el Pirineo se esperan cielos cubiertos de precipitaciones o al menos con una alta densidad de nubes, sobre todo en Val d’Aran y algunas regiones alrededor, la cota de nieve de 1000-1200 metros baje de 800-1000 metros, mientras que el resto de la región contará con nubes medias y altas con muy bajas posibilidades de precipitaciones, aunque de suceder tendría una débil intensidad y se localizaría en el nordeste.

En el sur de Lleida aparecerán bancos de niebla matinales, siendo considerablemente densas, además las temperaturas mínimas tendrán un leve ascenso, mientras que las máximas se mantendrán dentro del promedio normal para esta época del año y si bien hay posibilidad en la región de algunas heladas serán en general débiles.

Por su parte en lo que tiene que ver con el viento en las cotas altas del Pirineo, así como también en el sur de Tarragona o en el nordeste de Gerona el viento del norte será en intervalos fuerte, mientras que en el resto el componente oeste tendrá una intensidad media.

En el resto de España se esperan cielos cubiertos, principalmente en el norte de la península, en donde además se presentarán lluvias fuertes, así como también muy persistentes en el litoral cantábrico y en los Pirineos, en donde además en Baleares el viento soplará con una intensidad alta, fenómeno que también se presentará en el Ampurdán, Pirineos y en la desembocadura del Ebro.

Por su parte la Agencia Estatal de Meteorología informa en sus predicciones que hay muchas probabilidades de cielo nuboso con precipitaciones en el extremo norte de la Península y en los sistemas Central e Ibérico y Baleares mientras que con menor intensidad este fenómeno también se presentará en el Cantábrico oriental y Pirineos.

El tiempo para el resto de la península será muy agradable, considerablemente estable, con precipitaciones prácticamente inexistentes, así como también sin temperaturas diferentes a los que el promedio marca para esta época del año.

En cuanto a la nieve y el parte de nieve en las principales estaciones comienzan a ser cada vez mejores, nuevamente la temporada en su plenitud comienza de forma relativamente tardía haciendo que cada vez sea más difícil aprovechar las pistas en diciembre, teniendo que esperar necesariamente al mes de enero para poder encontrar la cantidad de nieve necesaria para disfrutar de los deportes de invierno.

Por ejemplo en Baqueira Beret hasta la fecha solo han podido abrir 47 pistas de las 104 con las que cuentan, por lo que esquiable hasta el día de hoy solo hay 75 kilómetros de 156 disponibles si estuviera funcionando en plenitud.

De las pocas estaciones que en este momento están funcionado completamente es Javalambre en donde las 18 pistas están abiertas, por lo que sus visitantes pueden disfrutar de los 15 kilómetros esquiables que cuenta esta estación, aunque dentro del Sistema Ibérico es la única que cuenta con condiciones tan favorables para la práctica de deportes de invierno.

En la cordillera Cantábrica todas las estaciones se encuentran cerradas, esperando a que las condiciones de nieve puedan llegar a ser más favorables, generando este retraso que la temporada sea más corta y por ende la posibilidad de generar las ganancias suficientes sea cada vez más difícil.

Por ahora dentro de este panorama se puede afirmar que los centros de esquí ubicados en el Pirineo Aragonés y en el Catalán son quienes mejores condiciones de temporada están teniendo, pero están lejos de llegar a tener unas condiciones acordes a las expectativas que se plantearon en cantidad de visitantes para este invierno, ya que desafortunadamente las pistas no representan un imán para los turistas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.