El huracán Otto avanza con intensidad sostenida contra Costa Rica y Nicaragua

 

Cuando todos daban por terminada la temporada de huracanes en el Caribe, apareció una fuerte tormenta tropical que  se convirtió rápidamente en huracán, por supuesto hablamos del temido Otto, el cual afectará con seguridad tanto a Costa Rica como a Nicaragua, ya que ha ido avanzando lentamente hacia esos países, con una intensidad constante y amenazante.

En las últimas horas los vientos se intensificaron alcanzando una velocidad de 175 km/h, por ahora sus condiciones lo ubican dentro de una categoría 2, por lo que no representa una amenaza tan latente o tan devastadora, teniendo en cuenta que las escalas llegan hasta el nivel 5 y son fenómenos que pueden superar los 250 km/h.

La información dada por el Centro Nacional de Huracanes ubicado en Estados Unidos, es que el ciclón se desplaza a 15 kilómetros por hora en dirección oeste, siendo el séptimo de su clase en esta temporada, pero el cual llama la atención por lo tardío en su gestación habiendo marcado un record en esta característica, ya que hasta la fecha solo Martha se había convertido en huracán el 21 de noviembre 1969, siendo Otto el más tardío.

El movimiento de este tipo de fenómenos meteorológicos es complicado de predecir, al igual que su formación o la prolongación en el tiempo, pero desde la CNH han advertido que para la noche de hoy se desplazará hacia el suroeste, tocando tierra con vientos todavía muy intensos, aunque en muchos casos al tocar tierra van perdiendo intensidad, aunque no por este motivo dejan de estar en alerta las poblaciones costeras de Costa Rica en primera instancia, y posteriormente de Nicaragua en su costa caribe.

Según estas proyecciones, el huracán Otto no será tan devastador ni tan mortífero para la población que se encuentra en las zonas afectadas, aunque más allá de ese pequeño alivio, siempre se pueden llegar a presentar catástrofes sobre todo en las poblaciones de menor poder adquisitivo que viven edificaciones más precarias, y que han desobedecido la orden de evacuar.

Es importante recordar que un huracán es muy peligroso, más allá de la intensidad o el grado en el que se clasifique, por lo que es recomendable preparar los hogares para la llegada, adquirir alimentos, y sobre todas las cosas obedecer las recomendaciones de las autoridades, teniendo en cuenta que en muchos casos ese simple acto determina salir ileso o no, de un fenómeno natural de estas características.

Es probable que el recorrido de Otto atraviese el territorio de Costa Rica entrando por su costa Caribe, para después salir al Pacifico habiendo atravesado toda esta nación o circulando de tal manera que termine su paso por tierra en Nicaragua, haciendo que toda la actividad en estos dos países se encuentre suspendida ante esta alerta.

El tiempo de llegada a tocar tierra continental es relativo, incluso en el camino puede cambiar de rumbo, intensificarse o desaparecer, por lo que con este tipo de fenómenos hay que seguir las novedades en tiempo real, sobre todo en las poblaciones que se encuentran dentro de las probables zonas de influencia.

Algunas proyecciones señalan que después de tocar tierra es factible que se debilite hasta el punto de tormenta tropical, por lo que a Otto le quedan pocas horas de vida tanto como huracán como noticia.

En lo que va de la temporada que comienza el 1 de junio hasta el 30 de noviembre se han generado 15 tormentas tropicales, de las cuales 7 se convirtieron en huracanes: Alex, Earl, Gastón, Hermine, Matthew, Nicole y Otto.

Hay que recordar que uno de los huracanes que más ha impactado fue Katrina, que devastó una buena parte de Nueva Orleans dejando miles de muertos, y millones en daños materiales, el cual se ubicó en el máximo nivel de intensidad, con vientos de 288 km/h.

Como curiosidad de Katrina, fue tan intenso y quedo tan marcado en el recuerdo de los Estados Unidos, que a pedido de este gobierno se retiró ese nombre de la lista usada por el Organización Meteorológica Mundial, y así no tener que volver a recordar lo que fue una de las catástrofes más intensas sufridas en ese país, y honrar a las miles de víctimas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.