Casi 50 niños muertos por oleada de frío en Perú

La naturaleza suele ser devastadora cuando llega a excesos, y esto es justamente lo que ha pasado en Perú en donde el frío se ha cobrado la vida de 48 niños, sufriendo en ese país un brote de enfermedades respiratorias tales como la bronquitis o la neumonía, siendo estas las causas del deceso de los infantes por estas latitudes.

Impacta pensar que la mente de la mayoría españoles está en pasar un tiempo de vacaciones para disfrutar de las altas temperaturas y de las playas, mientras que en Perú una oleada de frío se cobra la vida de 48 niños en situación de vulnerabilidad social y ante la ineficacia del sistema salud pública local.

En regiones conocidas como los Altos Andes, por la cercanía con los picos de esta cordillera se han presentado temperaturas inferiores a los 18 grados bajo cero, así como también intensas nevadas que han dejado a las poblaciones de estas regiones prácticamente aisladas y completamente expuestas al frío.

En Puno, una ciudad ubicada al sur del país Inca se han presentado las situaciones más difíciles y se prevé que esta oleada de temperaturas polares se mantenga durante varias semanas y lleguen a superar la crisis vivida en estas tierras durante el 2013 en donde más de 80 mil personas se vieron afectadas, así como también más de 26 mil animales murieron por las mismas causas, fenómeno que marcó un invierno record en frío y desastres en Perú.

El estado analiza declarar la Emergencia Nacional para que de esta manera se puedan asignar recursos extraordinarios y así ayudar a las familias de estas regiones, sobre todo a la población más vulnerable, la cual se concentra en los niños y los ancianos, además de las personas con menores recursos económicos ya que no pueden tomar las medidas adecuadas para climatizar sus viviendas.

Las cifras del Ministerio de Salud peruano estima que se han registrado de mayo del 2016 a julio 7569 casos de neumonía en niños menores de 5 años de los cuales ya han muerto 48 pero hay varios casos de intensa gravedad por lo que desafortunadamente la cifra se podría incrementar en las próximas horas.

Las zonas principalmente afectadas se encuentran al sur del país, en donde adicionalmente las cifras de pobreza son de las más altas, teniendo principal foco en los departamentos de Cuzco, Junín, Huancavelica, Ayacucho y Puno, en el centro y sur andino del país.

La geografía de estos territorios es bastante inhóspita, ya que en muchos casos los pequeños pueblos de extrema pobreza se encuentran a más de 4000 metros sobre el nivel del mar, y las condiciones de carreteras para llegar están lejos de estar en el mejor estado, ya que adicionalmente del descuido y lo agreste de los caminos se le agrega el congelamiento y la falta de sistemas para contrarrestar esto.

Por ahora del ministerio se ha comunicado que han enviado misiones de médicos con sus respectivos centro de salud ambulantes a más de 14 puntos críticos, pero las medidas siguen siendo insuficientes, ya que se está trabajando sobre el hecho consumado de la llegada del invierno y no desde la anticipación del mismo, por lo que no se concientizó a la población ni se tomaron las medidas para prevenir los graves daños que están sufriendo los habitantes de estas regiones no solo a su salud sino también a su economía.

Según cifras del mismo ministerio en lo que va del invierno 311.655 personas en total han sufrido afecciones de salud por las bajas temperaturas, teniendo además la alarma que este fenómeno se prolongará al menos durante el mes de julio, por lo que la cifra de muertes y afectados seguirá creciendo con el pasar de los días.

Tomar las medidas necesarias para enfrentar con precaución las estaciones, sobre todo en lugares se presentan de manera tan extrema siempre es importante, conseguir elementos climatizadores artificiales, hacer mantenimiento a marcos y ventanas, usar la ropa adecuada que prevenga el impacto en el organismo de las temperaturas extremas permitirá lograr pasar por estas situaciones sin tener que sufrir consecuencias trágicas como la muerte.

Este tipo de medidas no solo se deben tomar en el invierno sino también debemos contemplarlas para las altas temperaturas que nos esperan en épocas estivales en España.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.