80 muertos por ola de polar en Europa

 

El invierno ha desatado una crisis meteorológica en toda Europa, y es que la ola de frío polar ha generado temperaturas catastróficas en gran parte de todas las latitudes del Viejo Continente, además el tiempo que se ha prolongado es considerablemente largo por lo que se ha incrementado el perjuicio en todo el continente, dejando hasta el momento 80 víctimas fatales desde que comenzó el descenso frenético de temperatura, teniendo como único aliciente que en España todo esto ha pasado relativamente desapercibido.

El más país más afectado de toda Europa es Polonia, en donde en las últimas 24 horas las temperaturas bajas han ocasionado 10 muertes, mientras que si se toma la estadística desde el comienzo de la estación ya van 65 decesos, cifras dadas a conocer por las autoridades de ese país, pero no es para menos, teniendo en cuenta que en el último fin de semana las temperaturas cayeron por debajo de los -20 grados en algunas regiones del país.

Bulgaria no se ha quedado atrás también con una cifra de mortalidad demasiado alta, cercana a los 6 muertos en las últimas 24 horas, principalmente habitantes de la calle que no han querido desplazarse hasta los refugios dispuestos en las principales ciudades.

Por su parte Serbia también se ha hecho presente dentro del historial fatal de la ola de frío polar con un deceso producto de la hipotermia, sucedido en la ciudad de Vranje, en donde un hombre de 56 años perdió la vida.

En Albania la crisis ha dejado además de tres víctimas fatales, medio país aislado ya que la capa de nieve ha llegado a superar el metro de altura, por lo que los habitantes de las regiones nórdicas de ese país, principalmente en zonas rurales han quedado completamente separados hasta tanto no cedan las bajas temperaturas.

Las noticias que llegan desde la República Checa no son para nada alentadoras, teniendo en cuenta que algunos medios de comunicación locales han informado el deceso de seis personas, también en condición de sintecho, quienes no atendieron las alertas dadas por las autoridades y se han quedado en las calles. Algunas personas en similares condiciones han logrado ser atendidas por los servicios de socorro pero no ha sido suficiente.

En Italia la cantidad de nieve está haciendo cada vez más difícil el funcionamiento normal de ese país con escuelas cerradas en gran parte de las regiones, en consecuencia al frío, también han concentrado los esfuerzos en retirar la nieve para permitir que los hospitales puedan atender las emergencias, así como también los pueblos que han quedado aislados.

Los sintecho están dentro de la población más vulnerable y en ciudades en donde hay más cantidad de personas en esta condición el peligro se incrementa, haciendo que el frío deje más muertos a su paso de lo que sucede en ciudades en donde carecen de este tipo de población, por esto Roma ha tenido que generar refugios 24 horas para que las personas puedan resguardarse del frío, esperando en esta disposición el apoyo del Vaticano.

En Rumanía han decidido prolongar las vacaciones escolares con el fin de prevenir peores consecuencias de las que ya ha tenido la ola de frío polar, por lo que han postergado el regreso a clases por dos días, manteniendo la alerta naranja en gran parte del país, incluyendo en su capital Bucarest. Se esperan temperaturas inferiores a los -29 grados en algunas regiones, mientras que en la capital podrían llegar a tener una medición térmica inferior a los 15 grados bajo cero.

En gran parte del Viejo Continente están sufriendo las consecuencias de esta terrible ola de frpio polar, dejando decenas de muertos en su paso, sin que se pueda hacer nada distinto que esperar a que las temperaturas vuelvan a estar dentro de valores más normales para esta época del año y así las alertas de los diferentes servicios meteorológicos puedan llegar a ir perdiendo los colores.

Por su parte España mira lejana este suceso, ya que más allá de su posición mediterránea (siendo esta región parte del epicentro de la crisis de frío) el país ha sido salvado por el anticiclón del Atlántico, fenómeno que ha generado la niebla y algunos cielos despejados, pero que en la actualidad se convierte en el héroe de la jornada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.