Estado de la estación de esquí San Isidro

Parte de nieve

Fecha: 18 de Octubre de 2021 (actualizado a las: 11:35)
Parte de nieve en la estación de esquí San Isidro
Estado Remontes Pistas Kilómetros Espesor (cm) Tipo
 cerrada  -/15  -/32  -/31,1  -  -

La estación de esquí de San Isidro se encuentra ubicada en el puerto con el cual comparte el nombre en la cordillera Cantábrica, al norte de la provincia de León dentro del territorio de la comunidad autónoma de Castilla y León.

Esta estación de esquí se encuentra enmarcada dentro del paisaje esplendido que decora los términos municipales de Puebla de Lillo y Valdelugueros, exactamente en los valles del Alto Porma y del Alto Curueño, siendo propiedad de la Diputación de León, al igual de lo que sucede con el la estación de Leitariegos.

La estación de esquí tiene un total de superficie esquiable de 27,5 kilómetros de pistas pero siempre se destaca el considerable potencial de expansión que pude llegar a tener, aunque en la actualidad los cuatro sectores en los cuales han sido distribuidas sus pistas contemplan gran parte de las necesidades de cualquier esquiador dentro de cualquier categoría.

Requejines, Riopinos, Cebolledo y Salencias-La Raya son los cuatros sectores, todos se encuentran perfectamente comunicados entre sí, teniendo un total de 31 pistas en total, de las cuales 5 son verdes, 9 son azules, 13 rojas y 4 negras, en donde se puede llegar a aprovechar un amplio desnivel y de una excelente infraestructura, así como también de un adecuado mantenimiento de las pistas que permiten una mejor conservación de la nieve y por ende de una estupenda calidad de espacios para los deportes de invierno.

En San Isidro también hay una amplia infraestructura para el esquí de fondo por lo que los amantes de las raquetas pueden aprovechar de esplendidos paseos, lejos del vertiginoso ritmo de los descensos de las pistas, contando con un intenso turismo activo en el marco de las emblemáticas Picos de Europa.

En la estación cuentan con un total de 120 profesores divididos en dos escuelas, quienes están completamente capacitados para poder aportar a los visitantes de cualquier categoría tanto en clases grupales como individuales, por lo que es una excelente alternativa a la hora de mejorar el rendimiento en los deportes de invierno.

La cota de nieve mínima está en los 1500 metros mientras que la máxima es de 2050 metros sobre el nivel del mar, teniendo además un infraestructura para innivir de 57 cañones capaces de abastecer a un total de 1,8 kilómetros, por lo que en gran medida la calidad de nieve con la que cuentan en San Isidro depende directamente de las bondades del clima que hay en la estación.

La estación tiene una buena estructura de remontes con un total de 15 instalaciones, las cuales le permiten garantizar un total de 15.800 personas transportadas por hora, para este fin han dispuesto 4 telesillas, 7 telesquíes y 4 alfombras, por lo que el desplazamiento mecánico por la estación es bastante ágil y eficiente.

La estación cuenta con una gran oferta de servicios, teniendo todo lo necesario para poder satisfacer las exigencias de los visitantes, con una muy buena oferta gastronómica, considerablemente variada, así como también un buen espacio de alquiler de equipos especializados para la práctica de los deportes de invierno, un complejo de restauración además de cafeterías, las escuelas de esquí ya mencionadas, servicio médico de emergencia, dentro de otros servicios.

En la estación de esquí de San Isidro cuentan con un total de 18 alojamientos, dentro de los cuales hay muchas categorías variadas y por ende valores diferenciados, teniendo una capacidad total aproximada de 203 camas, pero en el área de influencia la oferta es mucho mayor con un total 2309 camas distribuidas en 39 alojamientos de toda índole.

Desde hace algunos años se ha ido comenzando a trabajar una importante fusión entre San isidro y Fuentes de Invierno, siendo una importante negociación que se está llevando a cabo entre Asturias y León, que irá generando que las dos pistas unidas puedan mejorar la oferta de servicios, la variedad de las pistas dentro de otros elementos importantes que pueden llegar a incrementar la calidad de visitantes que todos los años llegan hasta esta región para poder aprovechar de los deportes de invierno. El proyecto no tiene una fecha de culminación y tiene un buen tiempo desde que se comenzó a trabajar pero se espera que en algún momento se consiga esta maravillosa fusión.